Gabonetako enborrak!


Los troncos de Navidad o troncos de Olentzero, son uno de los objetos y símbolos característicos del solsticio de invierno y de la fiesta de Eguberri. Al igual que el tradicional pino de navidad, se trata de un elemento muy ligado al paganismo, que con el devenir de los tiempos han acabado instalándose en el corazón de la navidad cristiana, como símbolos entrañables del imaginario colectivo.

Existe una antigua tradición vasca de poner un tronco de árbol a arder en la noche de navidad, o incluso uno por cada miembro de la familia. Este elemento de carácter protector recibe innumerables nombres locales y sirve para cocinar (el bacalao, la porrusalda o las castañas de) la cena de navidad. El origen de esta costumbre, se remonta en el tiempo hasta la época de la romanización, siendo anterior este tronco, al mítico personaje de Olentzero que visita nuestros hogares la noche de la natividad, ofreciendo regalos a las niñas y los niños. Curiosamente con estos grandes troncos, se trataba antiguamente de hacer un gran fuego, que evitase que Olentzero descendiese esa noche por la chimenea, y armado con su hoz segara la vida de los moradores de la casa. Además, en este orden de supersticiones, las cenizas eran recogidas y guardadas durante el año, para poder sanar a las personas y a los animales cuando enfermasen habida cuenta de las propiedades mágicas que se les atribuía a estas cenizas de tronco.

Gabonetako enborrak /los troncos de navidad. Dispositivo interactivo navideño diseñado por Maushaus para el Museo Balenciaga. Ver + fotos aquí

¿pero, por qué teníamos miedo al Olentzero en otro tiempo? Pues parece ser que por toda Europa circulan relatos del encuentro de las gentes comunes con los seres cuasi-mitológicos que levantaron los asentamientos megalíticos. En Euskadi estos seres extraordinarios son conocidos como los Gentiles y participan de uno de los relatos más importantes de la mitología vasca, junto con el nacimiento de Cristo y el famoso Olentzero, explicándonos la llegada de la buena nueva cristiana y el principio del fin del rito pagano en nuestra tierra. Dice así:


“Cuentan algunos, que hace tiempo, en la campa de Martxabaleta en la Sierra de Aralar, los Gentiles celebraban una fiesta pagana con bailes.De pronto, vieron acercarse por el este una nube dirigiéndose hacia ellos. Al ver esa extraña nube, estos hombres acostumbrados a las nubes de lluvia, fueron a buscar consejo a la mujer del más anciano, que era especialista en leer las estrellas y los cielos.
El anciano al ver la extraña nube, respondió apesadumbrado al concejo de los gentiles. ¡Hijos míos! -Dicen que les dijo- ¡ha nacido Kixmi y así, ha llegado nuestro final! Yo ya no quiero vivir más, por eso por favor lanzadme a un abismo.
Y siendo así, para cumplir con su deseo, lo lanzaron por un barranco, encontrando de este modo trágico su muerte. Al irse acercando cada vez más la niebla brillante, esta iba cegando a los Gentiles, y ellos a su vez iban escapándose en busca de refugio. Hasta un momento en que llegaron a un hayedo llamado Arraztaran, que estaba cerca. En cuanto la niebla se puso sobre sus cabezas, los Gentiles quedaron absolutamente enterrados bajo una enorme pila de piedras.
Hoy en día a este montón de piedras se le conoce con el nombre de Jentilarri, la piedra de los Gentiles. Pero, parece que no todos murieron allí y que solo uno sobrevivió. Es el que anuncia la venida de Kixmi en todo Euskal Herria y es conocido como Olentzero.”

Nota: En el idioma de los Gentiles, Kixmi y Cristo son sinónimos. 


La historia es contada por un pastor de Zaldibia a Joxe Miguel Barandiarán en 1916 y este la recoge en su Antología de Fábulas, cuentos y leyendas del Pais Vasco.

Etiquetas: , , , , , ,

Habitar naturalezas!


Si a día de hoy hablamos tanto y con tanta urgencia de los ecosistemas urbanos, es tal vez, por la falta de equilibrio que suponen nuestras actividades socioeconómicas con sus estructuras y procesos de desarrollo de lo urbano-humano, casi en el mundo entero, con respecto a la ecología del medio natural que nos acoge y que queda patente en los límites de nuestras ciudades, los suburbios y las áreas rurales.

Tomar conciencia y educar en la sostenibilidad de estas hacia el concepto de ecosistemas, habrá de llevarnos hacia la sensibilización de las personas que habitamos en torno a conceptos como la conservación de las especies, la aceptación de la existencia de la vida salvaje como una riqueza en vez de una amenaza, hacia la reflexión de la hidrología y su delicado equilibrio con la actual química urbana/rural, la meteorología y el clima y muchos aspectos relacionados con nuestro impacto en suelo urbano y el paisajismo. Tal vez sólo así podamos comenzar a establecer relaciones saludables entre nuestras poblaciones y la biología del medio.
Con esta temática, en este otoño de 2017, hemos impartido dos talleres en Civican, Pamplona. En “Mueve montañas” y “Ecosistemas” acercamos a los más pequeños a esta reflexión, con el deseo y el derecho de vivir en armonía con el medio a través de nuevos y saludables ecosistemas urbanos.


En el taller "Mueve montañas" analizamos la naturaleza y la orografía de Pamplona antes de la transformadora presencia del humano, remontándonos a la era prehistórica, dónde sus protagonistas eran principalmente los animales. En este taller, realizamos un puzle gigante de montañas, planicies y ríos, sobre el que los participantes moldearon y pintaron, representando el paisaje de esa era remota.
Con el taller “Ecosistemas”, tendimos puentes para la buena convivencia entre los humanos y los animales. Ampliando la escala del taller anterior y volviendo al tiempo presente, entramos en detalle en los ecosistemas y las especies que habitan nuestro paisaje, como son las abejas en sus colmenas y las ranas en sus charcas.

ver + fotos aquí
Sólo nos queda agradecer de nuevo a las familias y especialmente al personal de Civican, que nos invitan a su casa a compartir con los más pequeños estos talleres en los que disfrutamos tanto. Nos volveremos a ver este primer trimestre del año con nuevas aventuras, estad atent@s!!

Etiquetas: , , , , ,

Compartir la arquitectura!


Tras cuarenta años de experiencias acumuladas en materia de educación en arquitectura, llega el momento de ver la suma y la diversidad de las prácticas, de reunir a la pluralidad de los actores, de apreciar la multitud de experiencias desarrolladas en Francia y en Europa y comenzar una reflexión sobre la apuesta de sensibilización con la arquitectura, con el público joven, mediante un ambicioso coloquio que va acompañado de una exposición en la gran galería del centro de arquitectura de Burdeos.
Estos días 24 y 25 de Noviembre, a iniciativa del Ministerio de Cultura Francés y organizado por arc en rêve, tuvo lugar un encuentro inscrito en el marco del plan de estrategia nacional para la arquitectura. En este ilusionante encuentro, cientos de participantes de todas las regiones francesas se dieron cita, hasta desbordar las expectativa y el aforo previsto en sala, para un evento que giraba en torno a la educación infantil.  Nosotros asistimos a esta reunión de actores, junto con Pia Ramussen del centro de arquitectura danés (DAC), como experiencias educativas más allá de sus fronteras, para aportarles el contraste europeo a un coloquio sobre las experiencias que van teniendo lugar en el país vecino. Es de agradecer el esfuerzo ingente de organización que supone un encuentro de estas características y la seriedad con la que se están valorando y llevando a cabo las prácticas de arquitectura infantil y juvenil, con el compromiso incluso de las instituciones a nivel nacional. 
Nos gustaría comenzar esta crónica, con la parte más institucional del encuentro dado su interés por la renovación de las prácticas arquitectónicas y por sorprendentemente comprometerse políticamente a poner a la arquitectura en el corazón de lo cotidiano. En este punto, ponemos de relieve, la vitalidad et le sourire de Francine Fort que nos presentó el coloquio y a la figura de un modulador, frente al habitual moderador de sala, en la persona de Jean Paul Rathier. 


Así pues, las jornadas comenzaron con la intervención de la arquitecta Agnes Vince, directora de arquitectura y patrimonio en el ministerio de cultura francés. Agnes expuso las intenciones del ministerio, de llegar al 100x100 de las niñas y niños de francia con un plan de acción artístico nacional como prioridad gubernamental, para lo que desarrollarán un plan de acción que mapeará a las iniciativas independientes que escapan del radar habitual. Se trata hoy de sostener proyectos en todas las áreas geográficas de Francia de manera inclusiva, contactando con los locales, tratando de valorizar y convalidar las prácticas actuales, dándoles visibilidad en los media y en el fondo, llevando la arquitectura en todas los momentos de la vida! El ambicioso plan nacional para la arquitectura y la infancia buscará entre la diversidad de acciones y maneras el modo de poner la cultura en el corazón de la escuela y la arquitectura como elemento central de la educación. Apoyándose y apoyando la búsqueda científica con nuevos trabajos, encuentros, coloquios de calidad, Francia buscará acercar a lo cotidiano, los valores del patrimonio de hoy, la ecología y de las relaciones sociales, a los responsables comprometidos con la arquitectura del mañana!
Tras esta reveladora apertura política, comenzaron sus ponencias una serie de agentes que fueron dibujando a grandes trazos durante toda la mañana las maneras en que se aborda habitualmente la educación en arte y arquitectura, a través de los emotivos testimonios de los colectivos participantes del país vecino. La primera ponencia de alto copete intelectual, sin embargo, fue llevada a cabo por la filósofa y psicopedagoga Clair Brunete, que desde un punto de vista no institucional, nos habló de la ciudad como fábrica de fobias urbanas, entendidas estas como relaciones insanas o de falta de imaginación entre las personas y el espacio urbano, o la casa en que vivimos,... explicó perfectamente ese fenómeno miedoso a cruzar calles y plazas como un problema espacial, de fobias como fronteras claras. Con la agorafobia y las maneras en que somos capaces de superar un círculo que se cierra, nos habló de astucias substanciación del espacio y balizas, y nos regaló el pensamiento final de que un espacio vivible es sencillamente un lugar en el que se puede jugar al escondite. 


En este punto y como flotando en una nube, tuvo lugar una mesa con las experiencias de Platz de Play, con Aline Caretti y su proyecto para reunir adolescentes de tres países con concepciones del espacio para colaborar en proyectos como una metáfora de la construcción europea, La Maison de lárchitecture de Bretaña y su interesante proyecto de dibujo, en el que a partir de un concurso de  sobre temática arquitectónica, fallado por 5 arquitectos, un artista y un político local, se pone en valor la sabiduría del niñ@ y se anima al arquitecto a llevar a cabo sus trazos, invirtiéndose el proceso habitual del conocimiento y celebrando la infancia y su arquitectura. También nos habló Arnaud Theval (All over) de dispositivos y de la importancia de los criterios de evaluación cualitativa y no tanto cuantitativa... los Petit Bruits, reuniendo a tres asociaciones entre artistas sonoros, arquitectos, y paisajistas, nos mostraron su proyecto para recoger preciosas tarjetas postales sonoras, como topofonías que recogen la historia identitaria de paisajes y sonidos, de la unión entre lo material y lo intangible... Anne de Parcours Croise nos habló de la vigencia del dibujo como herramienta fundamental de la arquitectura y nos mostró la rehabilitación de la Unité de habitación de Marsella y otras perlas Corbusianas que la fundación pone en valor, como el trabajo del maestro a través del estudio mediante maquetas de arquitectura para aproximarse a los conceptos y las formas de su arquitectura. Después, Nathalie Tepop, nos habló del mañana con l@s chic@s de hoy, en una suerte de ecología urbana bien deseable. Pero lo que más agradecimos tal vez de esta serie de presentaciones, fue la clarividencia con la que Roberta Ghelli, expuso su tesis doctoral acerca de la educación en arquitectura en las escuelas y los diferentes enfoques posibles en los que se pueden catalogar toda la serie de acciones que giran en torno a este bello asunto. Roberta expuso brillantemente, el contexto en que nos encontramos hoy, trazando las líneas que hemos venido siguiendo tod@s, en la arquitectura, tratando su contexto social y político, comenzando cuando era sólo comprendida por l@s arquitect@s, hasta que comienza su divulgación en los años 80. Fue un repaso excepcional que a nadie dejó indiferente y que tod@s deberíamos de leer con atención.


Hubo más y mucho más que no os contamos para no aburriros,... bellas expos y buenas intenciones y acciones que cubrirán el panorama francés a lo largo y ancho de estos años venideros, donde sin duda la arquitectura tomará un lugar predominante en la cultura cotidiana del país vecino. Por todo ello felicitamos a nuestros amigos y vecinos, esperando que estos encuentros tengan un efecto mariposa que nos impulse a nosotr@s también hacia ese marco favorable donde la arquitectura sea posible y pueda extender sus bondades y sus buenos valores a toda la sociedad.
Mercí Arc'n'reve!!!

Etiquetas: , , , ,