Taller de arquitectura del caserío Igartubeiti.

Caserío Igartubeiti. Itsaso/Ezkio.
Cuenta la historia, que allá por el siglo XV, el territorio gipuzkoano sufrió una revolución arquitectónica, que lo transformó definitivamente. Los arquitectos alemanes que viajaban por europa, para construir la catedral de Burgos, trajeron una tipología maquinista, que aglutinaba los usos de todas las pequeñas construcciones, que completaban los usos del caserío. Así en esa época, nace el Baserri. Una máquina perfecta, una expresión del high tech de la época, que encierra una gran prensa romana, para la fabricación de la sidra de nuestros manzanos; una metáfora de la transformación de la tierra misma, donde no sin esfuerzo, la piedra toma forma de dintel, la tierra se vuelve teja y la madera de hace fuerte como estructura.


Con el caserío Igartubeiti, restaurado recientemente, según las técnicas tradicionales, tenemos acceso en nuestros días, a uno de estos fenómenos de la arquitectura medieval, con todos sus detalles. Gracias al esfuerzo de interpretación del centro, hoy los pequeños tienen la posibilidad de conocer de primera mano este invento revolucionario, que se enclava en una tierra de los seles y los cromlech, de manzanos y robles, de bueyes y troncos. Para explicar este fenómeno, preparamos un taller de arquitectura, basado en la construcción del sistema arquitectónico del caserío Igartubeiti, haciendo hincapié en la diferenciación clara, del sistema estructural en madera, del ciclópeo cerramiento en piedra, sin apenas valor portante.


La eficiencia del sistema sostenible del caserío, se basa en el empleo y aprovechamiento máximo de los elementos de la tierra y la posibilidad de renovar los votos con la vida, año a año, sin fin. Así una cama de cuerdas, lana de oveja y peladuras de mazorcas de maiz, hace posible cambiar de colchón a menudo, en base a los restos derivados de la propia actividad desarrollada en la casa.  También, la comprensión del territorio común, del que sólo nos quedan algunos Kortarris, como vestigio, fué tema de estudio de este taller, en el que disfrutamos todos, poblando con nuestras realizaciones, una geografía en miniatura, llena de círculos y caseríos.
Etiquetas: , , , , , , , , , ,

bikes&buildings+inthepark!



La construcción de bicicletas en Euskadi, tiene mucho que ver con la reconversión de una industria armamentística en Eibar. Del sofiscicado mecanismo de matar, los armeros de Gipuzkoa, pasaron a realizar hermosos cuadros de bicicleta con los viejos tubulares de escopeta, que pasarían en una segunda reconversión, gracias a Breuer, a una industria floreciente del mueble. Razón de más para celebrar la locomoción urbana en base a semejante buen invento antibelicista!! Gracias Leonardo!


Con el taller bikes&buildings, tratamos de recrear un entorno de ciudad hipotético, en el que de manera razonable, jugamos a la ciudad, tratando de separar los flujos rodados de los peatonales, y con la bicicleta como elemento de juego, en el filo, entre los vehículos y las personas, entre el transporte y el ocio recreativo.


Buscamos con nuestros particulares bloques de construcción, modos de encontrar nuestro hueco en la ciudad. Pasando por diferentes hipótesis urbanas, como la plaza, la torre o la calle, tratamos de configurar un entorno urbano, que nos ayude a entender porqué estamos emocionalmente vinculados con la ciudad.


También hubo ocasión de tratar los parques, como equilibrio urbano ideal entre el geométrico volumen construido y la organicidad verde. En el parque jugamos al laberinto, en la calle a los ciclistas. Ahora que la primavera ha entrado y por fin llueven pétalos de flor en vez de gotas de lluvia, aprovechemos para salir a nuestros parques y  visitar y entender estos calendarios vivientes que son los árboles!

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

Sabadabadá_Ugarte


Ricardo Ugarte 'Estela'/ 1970
A lo largo de los siglos, las técnicas escultóricas han avanzado enormemente. Desde las primeras imágenes votivas, se han fundido los metales, tallado la madera y la piedra, para crear la escultura de bulto redondo. Se han juntado toneladas de hierro para llegar a las obras de hierro industrializado unidas por soldadura eléctrica. Los escultores sin embargo, aunque aparentan sólo, seguir explorando las relaciones constructivas de sus piezas de manera racional, explorando las relaciones entre el espacio interior y exterior de las piezas, hablando de la materia y de la luz, del vacío y del volumen, siguen desafiando las leyes físicas del equilibrio, creando hitos que nos conmuevan a los demás, estableciendo nuevamente el símbolo, como en los primeros tiempos de la humanidad.


Desde, la columna sin fin, de Brancusi, pasando por la transestatuaria oteiziana en Aranzazu, o sus estructuras livianas, la escultura cinética de Calder y demás, las esculturas actúan también hoy como modernos monolitos, como menhires del siglo XXI. La Estela de Ricardo Ugarte, de 1970, en la plaza del centenario de Donostia, nos recuerda con forma de escultura en la ciudad, cómo habitar un hueco. Ugarte nos atrapa la mirada, con una sucesión abstracta de módulos de acero en columna, que, a veces abiertos, otras no, ascienden hacia los cielos constructivistas, haciendo aparentemente caso omiso a la gravedad.


Con este taller de Sabadabadá, hemos jugado al equilibrio, con unidades modulares de cartulina, para crear interesantes esculturas en columna. Siguiendo las leyes de la Estela original, que hemos ido a visitar, escalar, habitar y traspasar, en la medida de lo posible, se crearon variaciones, de curiosas relaciones y sorprendentes espacios interiores, que una vez equilibrados, fijamos con grapas para retenerlo eternamente. Hemos aprendido del escultor que no esculpe, sus maneras constructivas, su vertical de pesos, como razón de ser de una obra que aspira a los cielos, aunque sean modernos.
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

Matrioska House + School Days.

Fotografía maushaus_School Days.
Henry Frugès en 1923 encargó a Le Corbusier un pequeño barrio de casas para sus trabajadores en la azucarera. Monsieur Frugès autorizó a realizar y desarrollar al arquitecto, sus teorías urbanísticas hasta las consecuencias más extremas. PESACC fue un laboratorio donde abandonar los sistemas constructivos tradicionales, rompiéndose con todo lo convencional en cuanto a estética se refiere. Hubo de ser, el resultado de sus innovaciones y no parecerse al de las casas tradicionales de cara construcción y mantenimiento costoso. Como la moderna factoría, la casa debía ser contemporánea.


En maushaus somos super-fans de Le Corbusier y siempre que visitamos el barrio de las afueras de Burdeos, transfigurado por el uso y algún que otro complejo con la modernidad, nos acordamos de ese generoso pensamiento del maestro que decía al ver transfigurados sus edificios: "La vida es la que siempre lleva razón, y el arquitecto quien se equivoca". Hemos querido homenajear su pequeña ciudad jardín, en una basta pradera rodeada de pinos, de hace casi un siglo y dedicarle el taller de matrioska house.
 

En el mismo espíritu experimental y siguiendo unas recomendaciones arquitectónicas simples para asegurar la creación del conjunto, recreamos Pessac a nuestra manera, con sus pequeños gratte-ciels y sus pinos, sus cubiertas planas y su policromía...
La idea de la casa como matrioska cúbica, repleta de menores cubículos que habitar, llegó hasta sus ultimas consecuencias, resultando ser ell@s mismos, los niñ@s, la figura más pequeñita!


Cómo último taller de este trimestre, School Days, es un taller que nos habla de las tipologías y su evolución. Así como el teatro es la tipología arquitectónica que más a evolucionado, nosotros tratamos la escuela, como una tipología que nace, sin aporte de material, al abrigo de la copa de un árbol, hasta convertirse en otra cosa que aspiramos a encontrar año tras año, con este taller. Descubrimos siempre nuevas materias que los arkitxikis, consideran troncales, casi siempre relacionados con la robótica y las nuevas tecnologías, así como recurrentemente aparecen con los años, espacios para la calma y el reposo total.


Atrapado en el medio de la escuela maushaus, no hay un campo de fútbol, sino un corazón verde que refresca la idea de aprender bajo una sombra, el árbol como metáfora cambiante del ciclo estacional, conecta los pensamientos de los más pequeños con la vida misma, y ayuda a tomar conciencia de la bondad de las aulas que nos permiten aprender bajo condiciones climatológicas extremas, solventando las condiciones óptimas para la educación y el disfrute. Felices vacaciones de pascua!!
Etiquetas: , , , , , , , ,